BACALAO

El Bacalao procede de los mares del Atlántico Norte, donde se encuentra uno de los mejores caladeros del mundo: Las islas Faroe.


Una vez capturado, se recepciona y almacena en cámaras de materia prima a temperaturas óptimas para su perfecta conservación. Posteriormente se procede a la operación de corte. Un corte preciso en función del producto que se desea obtener (lomos, menú, pil-pil... etc.). A continuación se lleva a cabo el desalado, cuidadosamente realizado para que el producto no pierda ni altere su calidad.

Cada tipo de producto precisa un punto de sal idóneo.

Una vez desalado se procede al envasado, bien al vacío o en barquetas de atmósfera protectora, en distintos formatos,

conforme a las necesidades del cliente.

La pasión por el Bacalao nos viene de lejos.

BACALAO DESALADO
Elaborado de forma tradicional desde años atrás, se pesca con anzuelo y es un bacalao salvaje, que vive en las frías aguas del atlántico norte, con fuertes corrientes y con una rica alimentación basada en crustáceos, moluscos, peces de todo tipo, sobre todo el denominado capelín, arenques y abadejos jóvenes, lo que hace que sea muy musculoso y con mucha grasa, lo que finalmente hace que su carne conste de unas láminas muy hermosas y con mucha gelatina, convirtiéndolo en el plato en un bacalao de una textura y melosidad insuperables.

El mismo día de la captura llega al puerto y en estas condiciones de frescura se procede al descabezado y eviscerado logrando unos filetes de extraordinaria calidad. Una vez limpios se ponen en salazón para curarlos. Al curar el producto logramos que el pescado pierda practicamente toda su humedad (reduce su peso entre el 30% y el 40%) por lo que el producto tiene mucho más concentrada tanto su carne como su gelatina. la humedad, así como la calidad del pescado son las razones más importantes para entender la diferencia en el precio del bacalao desalado respecto all bacalao punto de sal.
Bacalao desalado vs. Bacalao congelado a punto de sal...


Es muy importante conocer las diferencias entre el Bacalao Desalado (Con una caducidad a 20 días en refrigerado, y hasta 18 meses en congelado) y el Bacalao Congelado a punto de sal.


BACALAO CONGELADO PUNTO DE SAL
El bacalao congelado punto de sal normalmente es pescado con redes y eso hace que el pescado sufra más al morir, lo que va a hacer que la carne del pescado sea distinta a la pescada con anzuelo.

Este pescado según llega al puerto se eviscera y se le quita la cabeza y es introducido en una salmuera para que tenga el punto de sal idóneo para su consumo. Posteriormente se congela y se le da un glaseo para proteger el producto, lo que hace que finalmente el producto que originalmente pesaba un kilo, llegue a pesar entre 1.400/1.500 gramos.
Finalmente este producto congelado es cortado en las instalaciones de Bacalaos Alkorta según las necesidades del cliente final.